CRISTIANO LOVATELLI – FRANCIS BACON COLLECTION

Cristiano Lovatelli acompañó a Francis Bacon en alguno de sus momentos más importantes. Estuvo muy cerca del artista irlandés, considerado como uno de los más importante del siglo XX en el arte contemporáneo.
Famoso en el mundo entero por representar de una manera única el lado oscuro del humano, su obra se ve rodeada de misterio, sangre, oscuridad… Gracias a esta entrevista con Cristiano Lovatelli, única en la historia del arte, podemos conocer por primera vez las impresiones y experiencias con Francis Bacon.

La entrevista se divide en dos partes, por ahora se puede escuchar la primera:

Y además para completar la traducción italiano – español, hemos transcrito la entrevista para vuestra comodidad:

¿Qué definición harías de Francis Bacon?
Yo diría que Francis Bacon, que aunque todos le conozcamos como el mejor pintor del arte moderno, fue más importante como persona que como artista a quien le conoció en general.

¿Y quién era para ti Francis Bacon a nivel personal?
Era uno de los pocos genios que he conocido porque la mayoría de los artistas que me he encontrado han sido decepcionantes y mezquinos. Era una persona extraordinaria, un genio, un gran lector y que tenia muy buena memoria. Era muy interesante hablar con él, no solo ver sus obras.

Se juzgará al artista por el eco de su soledad y su calidad de desesperación. ¿Piensas que esa definición también le definía a él?
Es completamente errónea. Quiero decir que aunque en sus obras era angustioso. Como dijo de él un gran periodista y un gran escritor, que es importante mencionarlo, Dino Buzzati, entrar en un cuadro de Bacon es como entrar en una carnicería y cuando sales de ver un cuadro de Bacon es como escuchar la música Händel. Para quien conocía Francis Bacon, era una persona alegre con energía, que amaba divertirse, la fiesta, aunque todas estas virtudes siempre fueron ocultas a nivel público, porque su galería decidió que vendía más una imagen de él como persona que sufría, sus últimos amigos vivos decían de él que era muy agradable y una alegría muy grande estar con él.

¿Conocías el proceso creativo del artistas?
Es una pregunta que me hacen a menudo y me deja confuso. Él no quería que le vieran mientras dibujaba o pintaba y decía que Picasso sabía dibujar como Rafael Sanzio cualquier cosa en pocos minutos. Bacon me dijo: “Yo cuando empiezo una obra me sale fatal y luego poco a poca la mejoro” y por tanto no permitió a nadie, ni si quiera a John Edwards, que le viera como trabajaba. No soy un critico de arte, ni testigo de cómo trabajaba, porque no le ha permitido a nadie. Alguna vez se ve a él en sus propio cuadros, con el pincel en la mano, pero no hay ningún documento visual ni escrito que lo demuestre, aunque los críticos tienen cierta idea, intuición de cómo trabajaba.

¿El presente influía en su obra o eran más hechos del pasado?
Absolutamente era el pasado y él mismo lo dijo, yo lo puse por escrito en diferentes artículos, él se valoraba así mismo no como un pintor moderno, si no como modestamente uno de los últimos grandes pintores del renacimiento, cuando le preguntaba cuál era la cosa más interesante de la historia del arte, él decía los dibujos de Michelangelo, ni los cuadros ni los frescos, los dibujos, lo dijo también en algunas entrevistas, y libros que han sido olvidadas en algunos casos, pero sí lo dijo, la cosa más bella de la historia del arte, han sido los dibujos de Michelangelo y haciendo referencia a los dibujos, cuando le preguntaban cuál era la cosa más bella del arte moderno, él decía “la mayoría no me gustan , por ejemplo Pollock me parece ridículo y Giorgio Morandi, pintor italiano, es la prueba que los italianos son tontos por valorarlo como un gran pintor,” y también decía, “la cosa más bonita del arte moderno son los dibujos de Giacometti, no sus escultura, ni sus cuadros.”

Una de sus obsesiones era la crucifixión y el papa Inocencio X de Velázquez, ¿se arrepintió en algunos momento de estas representaciones, consideró que podrían no tener sentido?
Esta era una de aquellas preguntas que no era capaz de hacerle, yo no era tan inteligente y capaz de poder decirle que había cometido un error, y este es un dato para los oyentes españoles que la mayoría no lo saben, todos sabemos que su cuadro arquetipo de referencia era Inocencio X de Velázquez, siempre ha estado conservado desde hace seis siglos dentro del bellísimo palacio de Doria-Pamphili de Roma. Cito un recuerdo de memoria, aunque espero no confundirme: Hay una segunda versión, de Inocencio X, que para él era aún más potente, que se conserva en una iglesia de una colina de Madrid, tras el altar; es muy interesante para los oyentes, periodistas, críticos y escépticos españoles, que el último príncipe Jonathan Doria-Pamphili, que no solo conserva el Inocencio X de Velázquez, si no que tiene la mayor colección de arte antiguo del mundo, la única que se podría comparar es la de la Duquesa de Alba, que murió recientemente, aunque creo que la del príncipe de príncipe es aún más importante, cuatro Raffaello, ocho Caravaggio, cincuenta Tiziano y aún tiene media Roma y media Génova. Me ha convocado hace unos meses y me ha dicho, “Cristiano no se ha hecho nunca una exposición de arte moderno en nuestro Palacio en seis siglos, sin embargo estoy muy impactado por tus vivencias, por tu colección y por estos Papas”, y abro un paréntesis, el príncipe Doria-Pamphili es de origen inglés , el último de su familia, muy probablemente, por primera vez en seis siglos se va hacer una exposición de una selección de los Papas en el espacio de arte antiguo más importante del mundo.

En la obra de Francis Bacon, lo que podemos visitar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, es una crucifixión siempre protagonizada por un hombre obeso con una connotación sexual marcada. ¿Por qué?
Sí, esto es una cosa que puedo contestar, es una de las pocas cosas que sé, ya que lo hemos hablado espontáneamente, mucha gente piensa que es un Jesucristo obeso, aunque en realidad es un cruce entre un hombre y un insecto, él decía “Jesús es el padre de todos nosotros y también lo es de los insectos, un poco animal, entre una divinidad y un insecto” y por dar una noticia para los oyentes españoles, que puede resultar interesante ya que tiene un interés significativo para quien tenga dudas, ahora mismo en la iglesia anglicana más importante XX, están expuesto casi 30 crucifixiones muy escandalosas, en los que está presenta tanto la anatomía femenina como masculina a nivel genital, cosa tan escandalosa que hizo que se tuviera que reunir la iglesia anglicana, parece ser que también tuvo que intervenir la reina de Inglaterra, que es la responsable de la iglesia anglicana, que dio su consentimiento. Esta exposición la visitan cientos de personas cada día, muchísimos colegios y esto es una cosa muy bonita a mi parecer.

Dentro de la obsesión que Bacon mostró hacia sus obras, ¿se trasladaba esta obsesión a su vida real?
No es así, el pintor podía ser terrible con las personas mediocres, con las personas que le molestaba, pero en verdad era una persona muy buena, muy gentil, con mucha clase, pocos lo saben pero era el último Duque de Oxford aunque no estaba nunca y donaba mucho dinero a gente pobre.
De la misma manera, no era ningún santo, porque si había alguien que no le gustaba podía ser terrible y ser la persona más mala del mundo.

¿Qué era lo que más te llamaba la atención de Bacon?
Estar cerca de Bacon era como estar cerca de Beethoven, Cervantes, tú sabías que te encontrabas cerca de la historia, en este momento tenía 27 años, pesaba 70 kg, era muy guapo y una de las cosas que él me decía, “muchos dicen que soy un genio, tengo 70 años, peso 110kg y cuando bebo engordo, tú has bebido el doble que yo esta noche y sigues delgado y guapo como un ángel”, pero no era solo eso, yo era una persona que leía muchísimo , escribía en muchas revistas y tenía una buena memoria, y podía enfrentarme a él, seguramente porque venía también de Italia, si hubiera venido de Yugoslavia, Alemania, Holanda, había chicos más inteligentes y guapos que yo, pero yo venía de Italia y esto era la cosa contra la que no se podía competir, y me permitía dialogar con este genio.
Me gustaría contar también, que Jesús Rodríguez, jefe de redacción El País cultura, años atrás, ha sido de hecho el único en publicar las fotos de su último compañero español José Capelo Blanco, que los periódicos españoles llevaban buscando años y aún no lo había encontrado. Yo he contestado a El País, que ha sido muy sencillo encontrar las fotos, las única fotos que yo publiqué de Francis Bacon y José Capelo, su compañero de Madrid, fue muy sencillo porque Bacon me dijo donde estaban, se encontraba en una pequeña isla siciliana llamada Panarea. No sé si lo publicó El País, pero lo publiqué yo, hay una foto que tiene mi copyright pero que he regalado a muchos periódicos del mundo y si puedo decir una cosa muy bonita sobre el amigo español de Francis Bacon, José Capelo, es el único compañero del pintor que pagaba sus cuentas, era una persona muy correcta y generosa, y aunque Bacon fuera muy rico, José Capelo era el único que siempre pagaba lo suyo, a lo mejor porque también era rico o era muy generoso.

¿La relación con Francis Bacon fue fácil?
Fue una relación muy difícil, porque podía ser una persona maravillosa y al mismo tiempo una persona terrible. Mis familiares se escandalizaron y mi padre americano me desheredó por esta historia que consideraba escandalosa, y por tanto quiero decir, yo no recuerdo todo lo que hemos vivido junto o hemos hablado, porque para tolerar el estrés de tenerlo cerca, yo que era abstemio empecé a alcoholizarme, por eso fue una historia que estoy muy feliz de haber vivido pero que por otra parte recuerdo con angustia, aunque quiero decir que no vivo solo de esto recuerdo, si puedo decir algo personal, soy el único periodista del mundo que ha entrevistado a todos los capos de la mafia, por eso Bacon fue una experiencia importante en mi vida, pero no la única.

¿El mejor recuerdo con Francis Bacon?
¿El mejor momento? Si me permites voy a contar el peor recuerdo porque es más significativo. Cuando Bacon moría en Madrid………

Descubre la segunda parte de la entrevista con Cristiano Lovatelli sobre Francis Bacon, una entrevista inédita que puede cambiar la vida de uno de los pintores más importantes del siglo XX.

Agradecimiento especial a Giovanna Ficarazzi por ayudarme a traducir la entrevista en radio y texto.

Exposición Francis Bacon CBA Madrid